Conservando el Mar

La extracción del percebe gallego es una pesquería artesanal regulada por una amplia normativa que procura la extracción responsable.

La herramienta de gestión más inmediata es el “plan de explotación”, específico para cada área, y elaborado por l@s percebeir@s que trabajan en ella, que después es revisado y aprobado por la administración.

El plan de explotación bajo el que trabajamos 27 percebeir@s destaca en Galicia por nuestro elevado compromiso con la sostenibilidad: mantenemos un importante equipo de guarda pescas que vigilan la costa para evitar el furtivismo, limitamos la cantidad de percebe que arrancamos de las rocas diariamente mediante topes de captura, rotamos las zonas donde trabajamos, para darle más de dos meses de reposo antes de trabajar en ellas de nuevo, procuramos soluciones a la inestabilidad en la comercialización y buscamos ampliar el mercado donde poder ofertar el percebe.

Hacer conservas a partir de percebe es una actuación más a sumarse en esta trayectoria de compromiso con la sostenibilidad, pues nos permite trabajar en zonas abandonadas, muy batidas, donde el mar solo deja acercarse en ocasiones. De este modo, diversificamos y damos descanso a las zonas más trabajadas, sin perder días de trabajo, dejamos mayor tiempo de descanso para su recuperación.

Además, la elaboración de productos no perecederos a base de percebe, nos permite poder estabilizar los precios, y ofertar este manjar con toda su calidad, en cualquier momento del año. Transformamos el percebe manteniendo su sabor pero ampliando las ocasiones en las que es posible degustarlo y abriendo un abanico de infinitas posibilidades de preparación.

0